Zuckerberg defiende ante un juez a Oculus Rift asegurando no saber nada sobre un robo de propiedad intelectual

zuckerberg.jpg

El creador de Facebook, Mark Zuckerberg, defendió hoy en un tribunal de Dallas (Texas) a los directivos de la compañía de realidad virtual Oculus, empresa que adquirió en 2014, en un caso de presunto robo de propiedad intelectual.

El directivo aseguró “no saber nada” de las acusaciones realizadas por la empresa Zenimax, especializada en videojuegos, que reclama 2.000 millones de dólares por daños a Facebook, actual propietaria de Oculus, según recoge el medio digital Business Insider.

Oculus es la creadora, entre otros, de Oculus Rift, un dispositivo de realidad virtual para videojuegos que compite con otros instrumentos de la misma rama como PlayStation VR (Sony) y Vive (HTC).

En la demanda judicial, Zenimax acusó a los ejecutivos de Oculus de robar conscientemente su software y sus secretos comerciales a través de la contratación del actual director de tecnología de Oculus, John Carmack, y otros cinco empleados.

En este sentido, aseguró que Carmack violó su contrato de empleado con Zenimax compartiendo la información confidencial que Oculus utilizó entonces como la base para su software del dispositivo de realidad virtual. Además, Zenimax también acusó a uno de los fundadores de Oculus, Palmer Luckey, de haber violado un acuerdo de no divulgación que firmó con el editor de la empresa de videojuegos.

Zuckerberg compró Oculus en 2014 en un acuerdo estimado en unos 2.300 millones de dólares y, como apuntó hoy en el juzgado, no está de acuerdo con las afirmaciones de Zenimax.

“Nadie ha oído hablar de Zenimax”

Durante el juicio, el empresario estadounidense fue cuestionado por una carta que aparentemente Zenimax envió a Zukerberg dos semanas después de cerrar la compra de Oculus, en la que fue avisado del presunto robo de propiedad intelectual.

“Es bastante común que cuando se anuncia un gran acuerdo de este tipo muchas personas salgan de sus cuevas y afirmen que son propietarios de una parte del trato”, dijo Zuckerberg. Asimismo, aseveró con cierta ironía que, “como la mayoría de la gente en la corte”, nunca había oído hablar de Zenimax antes.

El pleito también está revelando datos específicos sobre la compra de Oculus por Facebook hasta ahora desconocidos, como por ejemplo, los 700 millones de dólares que invirtió la red social para retener a los empleados clave y la reserva de 300 millones para posibles hitos futuros.

El juicio, que empezó el pasado 9 de enero, seguirá su curso esta misma semana con las declaraciones de varios ejecutivos de Oculus y está previsto que dure unas tres semanas.


PUBLICIDAD


Source Article from http://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/8091395/01/17/Zuckerberg-defiende-ante-un-juez-a-Oculus-Rift-asegurando-no-saber-nada-sobre-un-robo-de-propiedad-intelectual.html

Oculus Rift, el pionero de la realidad virtual, acusado de robar y mentir para engrandecer su historia

oCULUS-Rift-Zuckerberg-770.jpg

Facebook lleva tiempo apostando por la realidad virtual. Hace ya dos años y medio, Mark Zuckerberg sorprendió al mercado con la compra de Oculus VR por 2.000 millones de dólares. La compañía, pionera en el desarrollo de prototipos de visores de realidad virtual para videojuegos, contaba con una joya en su poder, las Oculus Rift, que asombraron al mundo y Zuckerberg las quería. Pero, ¿a qué precio?

Lo que todo comenzó como un supuesto bulo que corría por Internet, un enfrentamiento entre los frikis de la tecnología, se ha convertido en un verdadero problema para Facebook. Las geniales Oculus Rift podría haber sido una idea robada y la red social supuestamente lo sabía. Todo se camufló con una falsa historia sobre un joven empresario y emprendedor con buenas manos para el bricolaje que, en el garaje de sus padres, diseñó las conocidas gafas. Un “inconveniente” que podría costarle a Zuckerberg 2.000 millones de dólares, según detalla Bloomberg.

El gigante de las redes sociales ha sido acusado de completar la adquisición de Oculus en 2014 con “plena conciencia” de que el Know how, el “santo grial” de uno de los dispositivos de consumo más prometedores de Silicon Valley, habría sido robado a otra compañía.

ZeniMax Media pide 2.000 millones de dólares a Facebook en su demanda, para lo que está tratando de demostrar que desarrolló en gran medida el software y hardware de las gafas de realidad virtual, y que Oculus los obtuvo gracias al “fichaje” de uno de sus empleados estrella, que robó su propiedad intelectual. Facebook y los ejecutivos de Oculus mencionados en la demanda han negado dichas acusaciones y aseguran que es ZeniMax la que está retorciendo la verdadera historia en su favor.

Si ZeniMax tiene éxito en el juicio que comenzó el lunes con la selección del jurado, reescribiría la historia de cómo surgió Facebook como adalid de la realidad virtual, con Microsoft, Sony y Google (entre otros) compitiendo por un mercado que se prevé que supere los 84.000 millones de dólares en ventas en 2020.

El origen de todo

La compañía de software y juegos interactivos explica en su demanda los orígenes de las gafas de realidad virtual. En 2012, John Carmack, uno de sus empleados y el diseñador de juegos de gran éxito como Doom o Quake, comenzó a mantener correspondencia con el fundador de Oculus, Palmer Luckey.

Luckey estaba trabajando en un “primitivo casco de realidad virtual” que al que llamó ‘the Rift’. En ese momento era “un prototipo básico que carecía de un software específico de realidad virtual, sensores de movimiento y otras de las características necesarias para crear un producto viable”, según la demanda de ZeniMax.

ZeniMax sostiene que Carmack fue el responsable de los avances que transformaron ‘the Rift’ en una “poderosa experiencia de realidad virtual inmersiva”. Lo cierto es que todo se torció después de que Carmack y Luckey utilizaran ‘the Rift’ para mostrar una versión especialmente configurada de Doom 3 en una convención de Los Ángeles en 2012. “Las relaciones entre las nuevas empresas (Oculus y ZeniMax) se deterioraron rápidamente”.

En lugar de discutir cómo Oculus podía compensar a ZeniMax por los avances, el por entonces CEO de Oculus, Brendan Iribe, y Luckey tomaron distancia para poco después, contratar a Carmack, quién copió cientos de documentos de su ordenador en ZeniMax para llevárselos a la que sería su nueva compañía.

El círculo de este supuesto robo se cerró cuando Oculus distribuyó a bombo y platillo la genial historia de que Luckey había sido el inventor de la tecnología VR, desarrollando su idea en el garaje de sus padres”. ZeniMax sostiene que esta historia es totalmente falsa. Veremos en qué termina todo.


PUBLICIDAD


Source Article from http://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/8073400/01/17/La-idea-de-las-Oculus-Rift-habria-sido-robada-Facebook-lo-sabria-y-esto-le-podria-costar-2000-millones-de-dolares.html

Los militares noruegos usan las gafas de realidad virtual Oculus Rift para conducir tanques

Las Fuerzas Armadas noruegas han creado un sistema que une las gafas en sí con cámaras colgadas en el tanque y un ordenador.

El sistema crea un panorama de 360 grados que permite al conductor del tanque ver el entorno alrededor del vehículo sin obstáculo alguno, como si la máquina fuera transparente.

Existe también la posibilidad de añadir información complementaria a la pantalla que ve el conductor, como el mapa de la zona o los datos sobre los sistemas del vehículo.

El sistema, que por el momento es experimental, tiene sus puntos débiles, como la baja resolución de las imágenes, algo que sus creadores esperan mejorar. Sin embargo, tiene sus ventajas: el sistema cuesta tan solo 2.000 dólares, mientras los sistemas convencionales de cámaras cuestan unas 50 veces más.
 




Source Article from http://actualidad.rt.com/ciencias/view/127304-noruega-militares-gafas-realidad-virtual-oculus-rift-tanques?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=ciencias