Día del internet seguro: el 72 % de los españoles nunca ha cambiado sus ajustes de privacidad online

Internet-ordenador.jpg

Dos de cada tres usuarios de internet en España no ha cambiado nunca la configuración de privacidad en su navegador de internet para prevenir la acción de archivos que permiten un seguimiento de la navegación conocidos como cookies, informó la agencia comunitaria de estadística Eurostat.

La estadística, publicada con motivo del Día internacional de internet seguro, revela que un 63% de españoles sabe que las cookies pueden usarse para registrar su actividad en línea, pero solo el 28% dice haber cambiado los ajustes de su navegador para limitar su actividad.

El Día internacional de internet seguro es una jornada promovida por la Comisión Europea (CE) para difundir un uso responsable de las nuevas tecnologías y la telefonía móvil.

Las cookies son pequeñas piezas de información que la mayoría de las páginas web colocan en los equipos de los usuarios cuando estos acceden a ellas para controlar el tráfico y observar los hábitos de navegación. Pese a que un 71% de los usuarios asegura saber qué son las cookies y cuál es su función, solo un tercio (33%) realizó cambios para revisar la actividad de las mismas en su equipo.

En cuanto a grupos de edad, un 74% de los usuarios de los Veintiocho con edades entre los 16 y los 24 años dijeron saber qué es una cookie, un porcentaje que se reduce al 64% cuando los usuarios tienen entre 55 y 74 años.

En los países de la Unión Europea (UE), los indicadores más altos de conocimiento sobre las cookies se registraron en Holanda (89%), Alemania y Finlandia (ambos con 85%), mientras que la situación opuesta se dio en Rumanía y Letonia, donde solo el 38% y el 47% de los usuarios conocían la función de esta herramienta.


PUBLICIDAD


Source Article from http://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/8137569/02/17/Dia-del-internet-seguro-el-72-de-los-espanoles-nunca-ha-cambiado-sus-ajustes-de-privacidad-online.html

Microsoft afirma que nunca ha espiado los correos de sus clientes, como presuntamente hizo Yahoo

La presidenta de Microsoft España, Pilar López, ha asegurado que la compañía nunca ha espiado ni espiará los correos de sus clientes, en referencia a las informaciones que apuntan que Yahoo espió presuntamente los correos electrónicos de sus clientes a petición de las agencias de seguridad estadounidenses FBI y NSA.

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

“Esta situación no se ha dado y nunca se podría dar”, ha asegurado López en un encuentro con los medios de comunicación en el marco del evento anual Microsoft Summit tras ser preguntada por el presunto caso espionaje de Yahoo.

En este sentido, López ha incidido en que la compañía siempre está de acuerdo y cumple con el ordenamiento jurídico de cada jurisdicción en la que opera, y ha incidido en que se pone siempre del lado de sus clientes en todos los países.

La presidenta de Microsoft España ha remarcado que esto garantiza que el cliente pueda cumplir con la legislación de la jurisdicción en la que se encuentre, un cumplimiento que también tiene que ver con la privacidad de sus datos y correos.

En este sentido, ha remarcado que en Microsoft siempre va a actuar de acuerdo al ordenamiento jurídico del país en el que esté, por lo que si recibe una petición que no está ajustada a derecho va a mantener su respuesta negativa “hasta las últimas consecuencias”.

A este respecto, ha recordado que Microsoft se ha enfrentado en los tribunales al Gobierno de Estados por negarse a facilitar información de sus clientes a las agencias de seguridad estadounidenses, juicios que ha ganado de forma “sistemática”.


PUBLICIDAD



Source Article from http://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/7871347/10/16/Microsoft-afirma-que-nunca-ha-espiado-los-correos-de-sus-clientes-como-presuntamente-hizo-Yahoo.html

Cinco cosas que nunca hay que hacer en una campaña de correo masivo

email.jpg

Múltiples son las variables, que ayudan o no, a que los clientes nos vean con buenos ojos o que simplemente pasemos inadvertidos. Los clientes esperan información veraz, creativa y de calidad. Pero sobre todo esperan honestidad por parte de las marcas; esperan tener una relación amistosa, hecha en base a la confianza.

Para que nuestra campaña de correo masiva sea efectiva, pero sobre todo que inspire confianza, existen cinco cosas que nunca debemos hacer:

1. Dar “gato por liebre”

Cuántas veces has comprado una hamburguesa y has dicho: ¡Esto no se parece en nada a la hamburguesa de la foto! O has ido a un determinado hotel, llevado por las hermosas fotos, y la atractiva promoción que recibiste en el email, para darte con la sorpresa que la promoción es falsa y que las fotos no corresponden al lugar soñado. ¿Alguna vez? Si tu respuesta es sí, probablemente recuerdes el incidente con cierto descontento y enfado.

Para generar lazos amistosos con nuestros clientes, que se traducen en fidelidad, debemos tener claro que todo lo que comuniquemos u ofrezcamos debe ser exactamente igual a su contraparte física. El ‘engaño’ no debe ser utilizado en el envío de correo masivo. Recordemos que nuestra marca está de por medio y una acción negativa hará que el cliente lo relacione directamente a ella. Y todo el trabajo de posicionamiento previo se irá en un abrir y cerrar de ojos al traste.

2. Hablar mal de la competencia 

En un mercado competitivo, tenemos algunas formas de crecer con respecto a nuestra competencia. Una de ellas es ofrecer un producto y/o servicio con un único valor agregado que nos haga ser líderes, o dedicarnos a hablar mal del otro; mediante el uso de críticas falsas, SEO negativo, etc. Esto puede funcionar, pero ¿qué pasa si nos descubren? La cura será peor que la enfermedad, habremos roto con algo muy difícil de construir en Internet: la confianza.

Sobre el SEO negativo se ha escrito tanto que a estas alturas ya deberías saber de qué va, no es otra cosa que realizar acciones negativas hacia la web de la competencia. ¿Para qué? Para acabar con ella, para que Google crea que la web es mala y la penalice. ¿De qué va esta penalización? De que la web pierda posiciones y acabe estando relegada a posiciones en las que no lee ni Dios.

Aquí la frase “Lo que tu hablas sobre mi dice más de ti que de mí” nos va como anillo al dedo. Centrémonos en nuestros objetivos, en nuestro plan de acción. Dejemos las malas acciones para los demás.

3. Spamming

Existe una delgada línea entre el spam y el mensaje promocional. ¿Pero cuándo decimos: ¡Esto es SPAM! al revisar nuestra bandeja de entrada? Cuando de entrada no sabemos de quién se trata, nos gusta recibir vales de descuento, pero de marcas que conozcamos, de marcas con las cuales hemos tenido ya, una relación previa. Para el éxito de tu campaña de email marketing, el cliente debe haber aceptado desde un primer momento, el envío de información de tu empresa. Tu lista de contactos debe estar hecha por mails que conseguiste previamente mediante un acercamiento directo con el cliente.  

La confianza lo es todo en el momento de hablar de marcas. Una marca que busca crecer y sobre todo posicionarse debe apelar a ella en todo momento. Una campaña de envío de correo masivo no debe ser la excepción. Recordemos que ésta, está ligada a un objetivo en concreto y que en pos de conseguirlo, debemos comunicar responsablemente, sin engaños, sin spam y sin hablar mal de nuestra competencia.

Imagínate abrir tu correo y encontrar en tu bandeja de entrada, mensajes de un Strip Club, ¿hello? No es puritanismo pero nunca he ido a uno de ellos, ni por curiosidad. No sé cómo consiguieron mi correo pero lo que hacen es realmente SPAM.

4. Contenido sólo comercial

Simon Sinek, creador del famoso ‘Golden Circle’ sostiene que las empresas más exitosas del mundo son las que van más allá de sólo vender. Son las que tienen una razón de ser. Una filosofía de vida. Sinek afirma que la mayoría de empresas saben ‘Qué es lo que hacen’,  conocen el ‘Cómo lo hacen’ pero si les preguntas: ¿Por qué lo hacen? muchas no tienen la menor idea. ¿Tu empresa tiene una razón de ser? Si pensando en tu respuesta se te viene el término ‘vender’… debes cambiar el chip. Si todo tu discurso es siempre comercial nunca llegarás a tener fieles seguidores, brand lovers.

Al conocer tu “razón de ser” tanto definir tus objetivos, posicionar tu marca, hasta crear contenido de calidad se te hará muy fácil. Los clientes esperan mucho de las marcas, esperan que los conozcan, que les hablen directamente. Y que éstas actúen en función de sus gustos. Enviar mensajes comerciales no es malo pero, si siempre vas a dar lo mismo, vas a llegar a aburrir y posiblemente te ganes un ‘unsubscribe’. Tu newsletter debe estar plagada de buena información, que ayude a posicionar tu marca. Las grandes marcas hablan de estilos de vida. ¡Haz lo mismo! Ofrece información que cree lazos emocionales entre tu producto y el cliente. Solo así conseguirás fidelidad.

Es obvio que queremos saber sobre cursos, talleres y todo lo que implique crecimiento profesional pero si siempre es lo mismo… nos cansamos, ¿verdad? Creo que los amigos de este centro de estudios se acaban de ganar un ‘unsubscribe’.

5. Comprar una base de datos

“Lo fácil sale caro” creo que esta simple frase puede explicar el riesgo que corres al comprar una base de datos. Para empezar, te sugiero que te saques de la cabeza esa idea. ¿Pero por qué? Porque es ilegal y si lo haces, posiblemente la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) te multe. No hablamos de 50 o 100 euros, hablamos de entre 30.000 a 150.000 según la gravedad.

No tiremos a lo fácil. Yo sé que la tentación es grande pero NO, acostumbrémonos a hacer las cosas bien. Para una campaña de correo masivo efectiva es primordial tener una base de datos de calidad, una base con contactos que estén dentro de tu target. Sólo así nos aseguramos de que todo nuestro esfuerzo no sea en vano. Hay muchas formas de conseguir más contactos. Sólo es cuestión de dedicarle un poco de tiempo y utilizar todas las herramientas que tengamos a mano para hacerlo.


PUBLICIDAD


Source Article from http://www.eleconomista.es/negocio-digital/marketing-digital/noticias/7813713/09/16/Cinco-cosas-que-nunca-hay-que-hacer-en-una-campana-de-correo-masivo.html

Google: “Probablemente nunca podamos construir máquinas con consciencia”

robot-pensamiento.jpg

El avance de la inteligencia artificial ha llegado a dotar a las máquinas de cualidades propias del ser humano, como la intuición y la improvisación, y ha logrado que superen al hombre en tareas concretas, pero la probabilidad de que tengan consciencia de sí mismas es una quimera.

“No entendemos muy bien cómo funciona la consciencia, apenas sabemos nada de ese proceso humano. Probablemente nunca seamos capaces de construir máquinas que tengan consciencia de sí mismas”, explica a Efe el neurocientífico Greg Corrado, impulsor de Google Brain, el proyecto de inteligencia artificial de la compañía norteamericana.

Tras sesenta años de investigación y una década de grandes avances en inteligencia artificial, “ya hay computadoras capaces de entender cosas muy básicas del mundo y de la comunicación humana”, máquinas que realizan tareas con precisión y eficacia. Las más prestigiosas universidades y compañías tecnológicas trabajan en ella.

El impacto de ellas, según los expertos, va a ser tan revolucionario como el de internet. Sin embargo, aunque estas máquinas capaces de aprender por sí solas empiezan a mostrar rasgos propios de la inteligencia humana, están a años luz de poseer cualidades tan inherentes y determinantes del hombre como el sentido común, la consciencia o las capacidades social y creativa.

El cerebro y el proceso del conocimiento siguen siendo un misterio y, subraya Corrado, el objetivo de la inteligencia artificial no es replicar a la humana, pese a que se aprovecha de los avances de la neurociencia, sino crear sistemas aparentemente inteligentes.

Unos sistemas que ya escriben poemas inéditos a partir de su conocimiento de los clásicos de la literatura universal, que ganan al juego Go al campeón del mundo, que pueden entender el lenguaje natural o detectar qué tipo de objetos aparecen en una fotografía. En tareas muy concretas, son mejores que el ser humano.

Redes neuronales artificiales

El investigador de Google destaca los avances cosechados en el deep learning, esto es, sistemas que aprenden por sí mismos a partir del ejemplo y son capaces de lograr la consecución de una tarea. Es el caso, por ejemplo, de un sistema que, tras ver grandes cantidades de fotos de gatos, puede deducir cuáles son las características definitorias de ese animal y saber cuándo aparece uno en una imagen que nunca ha visto.

Los sistemas computacionales de percepción -capaces de ver, escuchar y entender el mundo físico- experimentan grandes logros. “Es la primera ciencia que ha sido capaz de crear máquinas que son, en cierta medida, intuitivas”, confirma Corrado. Son capaces de detectar patrones sin disponer de toda la información necesaria.

En el campo del deep learning se trabaja en redes neuronales artificiales, que son sistemas que se inspiran en el entramado neuronal para procesar la información.

Corrado explica que los sistemas de inteligencia artificial han conseguido también tener cierto grado de improvisación. Así, AlphaGo, la máquina que batió al campeón del mundo de Go, ganó gracias a movimientos “sorprendentes e improvisados” tras hacer interpolación y extrapolación de los datos de que disponía. El investigador aclara, sin embargo, que no se trata de creatividad.

Aunque el deep learning empieza a aplicarse en el arte como una herramienta más para la creación -por ejemplo para descubrir nuevas combinaciones musicales-, las máquinas aún necesitan la información creada por los humanos para trabajar.

¿Creará la inteligencia artificial por sí sola, sin la intervención humana? “No sabemos cómo funcionan la imaginación ni el proceso del conocimiento (?). Los artistas están muy influenciados por su contexto social y su afán comunicativo y eso no existe en las máquinas. Lo que éstas puedan crear va a ser algo muy distinto de lo que consideramos bellas artes”, afina.

Sin atisbo de amenaza

Incrédulo ante la singularidad -que las máquinas superen la complejidad de la mente humana-, Corrado no ve ningún atisbo de amenaza en el uso de la inteligencia artificial y difiere de esa corriente de científicos y tecnólogos -liderados por Stephen Hawking y Elon Musk- que exige que se vigile su desarrollo para evitar malos usos y una actividad descontrolada.

“Creo que los miedos vienen de la idea de que, de alguna manera, este tipo de sistemas van a ampliar su poder sin control y eso no lo contemplo siquiera como una posibilidad remota. Técnicamente es imposible. Los ingenieros tienen un chascarrillo que dice que preocuparse por la seguridad de la inteligencia artificial es como hacerlo por la superpoblación en Marte”, subraya. Aun así, es partidario de que exista siempre en la sociedad un debate sobre los fines de la tecnología. 


PUBLICIDAD


Source Article from http://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/7743027/08/16/Google-Probablemente-nunca-podamos-construir-maquinas-con-consciencia.html