Nuevo frente para el taxi: en camino un aluvión de “miles” de licencias de VTC para Uber y Cabify

El sector de empresas de vehículos de alquiler con conductor (VTC), como son Uber y Cabify, recibirán próximamente “miles” de licencias para operar, que superarán el ratio de autorizaciones establecido por ley frente al taxi, en virtud de pronunciamientos judiciales.

Estas sentencias y autorizaciones son consecuencia de los recursos que las empresas del ramo plantearon en los tribunales cuando se les rechazaron licencias entre los años 2009 y 2013, periodo en el que estuvo vigente una ley que liberalizaba el sector aprobada por el último Gobierno socialista.

De hecho, a estas resoluciones judiciales achaca el Gobierno gran parte del crecimiento del negocio de los vehículos con conductor en los últimos años, origen del actual conflicto abierto entre este sector y el del taxi. En concreto, los VTC han logrado ya 3.740 licencias por vía judicial en dicho periodo, a las que se podrían sumar las de los recursos aún pendientes, que se estiman son “miles”.

Así, en la actualidad, este sector cuenta con un total de 5.928 licencias, más del doble (un 170% más) que las 2.188 que le correspondería en virtud de la actual legislación, que establece la concesión de una autorización de VTC por cada treinta que se otorga al taxi, que suma 65.670 autorizaciones.

Este ratio de concesión de licencias estaba ya vigente antes de que en 2009 el último Gobierno de José Luis Gobierno Zapatero aprobara una Ley que introdujo la liberación del sector, y se recuperó en la que el posterior Gobierno del PP aprobó en 2015 para evitar la inseguridad jurídica del texto anterior.

No obstante, los años en que la ley socialista estuvo vigente generó un proceso de judicialización, dado que las firmas de VTC comenzaron a recurrir a los tribunales cuando se les negaba una licencia.

Desde entonces, Tribunales Superiores de Justicia de las distintas comunidades se han venido pronunciando aceptando los recursos y provocando la concesión de las licencias. Según fuentes gubernamentales, en la actualidad aún hay “miles” de autorizaciones para operar pendientes de resolución judicial.

Reunión para reforzar inspección

El Ministerio de Fomento, pese a contar con las competencias de regulación del sector del VTC, no cuenta con capacidad para actuar frente a las licencias que se logran por vía judicial aunque superen la cota de uno por treinta.

No obstante, ante el conflicto surgido entre este negocio y el del taxi, el Departamento que dirige Íñigo de la Serna se propone fomentar la colaboración entre todas las administraciones con competencia en los dos negocios y reforzar las inspecciones para garantizar el cumplimiento de sus correspondientes normativas.

Con este fin, De la Serna ha convocado el próximo martes, día 6, una reunión con comunidades autónomas, la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) y los ayuntamientos de las principales ciudades.

Colaboración policial

Entre las medidas que se barajan para reforzar la inspección, y se tratarán en el encuentro, figura la de formar a grupos específicos de Policía y de Guardia Civil para que colaboren en la detección y paralización de vehículos que incumplan la ley o realicen prácticas irregulares.

La inspección, competencia de comunidades autónomas con coordinación de Fomento, se centra en garantizar que los dos tipos de servicios, el del taxi y el del VTC cumplan con la normativa.

Los dos sectores tienen que cumplir las mismas condiciones administrativas, si bien en el caso de los coches con conductor no pueden “propiciar la captación de clientes”, esto es, circular por las vías o establecerse en paradas en busca de pasajeros, y deben realizar un contrato por cada servicio que realicen.

En 2016, se multaron a más de 1.000 VTC en Madrid por tratar de captar clientes, de entre el total de 5.000 vehículos controlados. A escala estatal, se realizaron 172 campañas de inspección y se abrieron 589 expedientes a firmas de transporte con vehículos de menos de nueve plazas.


PUBLICIDAD


Source Article from http://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/8402823/06/17/Nuevo-frente-para-el-taxi-llega-un-aluvion-de-miles-de-licencias-de-VTC-para-Uber-y-Cabify.html

La Thermomix se actualiza y ya se puede conectar a internet para acceder a miles de recetas

Vorwek lanzó en 2014 el modelo TM5 de Thermomix. Ahora ha llevado más allá sus funciones gracias al lanzamiento de Cook-Key, un dispositivo que se conecta al robot de cocina para que pueda tener internet y acceder así a miles de recetas online desde la pantalla del propio robot.

A través de una conexión WiFi el robot se conectará a Cookidoo, la plataforma de recetas oficial de la compañía, desde la que el usuario podrá elaborar un amplio abanico de recetas con el modo de cocina guiada sin necesidad de utilizar los libros de recetas.

Cook-Key se vende por separado de la propia Thermomix y cuenta con un precio de 129 euros (rebajada a 99 euros durante su lanzamiento) mientras que el acceso al catálogo online de recetas tendrá un precio de 36 euros al año, aunque los primeros 6 meses serán gratuitos.

Además de poder acceder a recetas, la compañía explica que desde Cookido también se fomentará tener una dieta planificada pudiendo establecer una agenda de menús semanales, crear y editar la lista de la compra; al tiempo que se pueden personalizar listas de recetas; buscar recetas por ingredientes y categorías, filtros por orden alfabético, raciones y tiempos. Así mismo, permite personalizar y añadir comentarios, trucos e incluir especificaciones sobre los ingredientes.

“El Cook-Key ha supuesto cerrar el círculo de conectividad entre internet, el Cookidoo y el Thermomix, además de dar un plus de satisfacción al cliente. Este accesorio permite conectarse con más de 10.000 recetas a nivel mundial. Todo este trabajo no sería posible sin el esfuerzo de un equipo de I+D, que cada año desarrolla más de 1.200 recetas en Cookidoo en España”, ha explicado la directora de comunicación y desarrollo de producto de Thermomix, Cecile Marie.


PUBLICIDAD



Source Article from http://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/8128675/02/17/La-Thermomix-se-actualiza-y-ya-se-puede-conectar-a-internet-para-acceder-a-miles-de-recetas.html

Xavier Carrillo-Costa: “Hay quien se gasta decenas de miles de euros en un videojuego gratuito”

carrillo-costa-xavier-770.jpg

Xavier Carrillo-Costa, consejero delegado de Digital Legends.

Que una compañía española dedicada a los videojuegos celebre 15 años de actividad es decir mucho. “Es un mercado que cambia cada tres o cuatro meses”, nos dice Xavier Carrillo-Costa. El consejero delegado de Digital Legends analiza aquí la evolución de un mercado “cada vez más internacional y más dominado por la movilidad”.

“El sector de los videojuegos por fin tiene el reconocimiento que merece, con un paro negativo, pues de hecho estamos contratando a estudiantes de primer curso de carrera”, añade. Volcado en las plataformas digitales y móviles, él mismo reconoce no entender la ilógica del free-to-play: “Nuestros juegos se pueden jugar de principio a fin sin pagar un solo euro, pero en cambio hay quienes se gastan decenas de miles de euros en ellos”. Sus dos últimos éxitos son Respawnables y AfterPulse.

En 2008 vivieron un momento especial cuando fueron invitados a participar en la keynote de Apple, con Steve Jobs. ¿Cómo lo recuerda?

Fue de esas cosas que suceden a contrarreloj. Nosotros veníamos trabajando en plataformas móviles con Nokia, con el N-Gage, y nos llamaron casi de un día para otro, para que les hiciéramos para iOS el juego que entonces estábamos desarrollando, Kroll. Nos fuimos a la Fnac a comprar un MacBook, un iPhone y nos pusimos con ello. A las tres semanas estábamos en Cupertino con Jobs, en la presentación de la AppStore.

Entonces no se imaginaba nadie que los videojuegos iban a ser la pata principal de la AppStore…

Sin embargo, después se ha visto el potencial que ha tenido y, de hecho, podemos decir que esto es solo el principio.

¿Qué le impresionó de Steve Jobs?

Su capacidad de ver más allá, su carisma… En todas las multinacionales debería haber alguien con esa capacidad de analizar las cosas con la perspectiva que él lo hacía.

Empezaron haciendo juegos para PC, pero fueron de los primeros en saltar a los móviles. ¿Cómo fue?

La verdad es que hemos sido precursores en esto. Siempre hemos apostado por diseñar superproducciones en móviles. Al principio nos tomaban por locos, pero siempre hemos creído que había que hacer las cosas así y parece que el tiempo nos ha dado la razón. Ha sido una travesía en el desierto.

¿Cómo han vivido la revolución de los juegos free-to-play?

Es un mundo muy interesante, es muy antiintuitivo, no se entiende. Das algo gratis, pero sin embargo la gente acaba pagando miles de euros por ello. Es algo que no entra en la cabeza. Es un modelo de negocio basado en la estadística. Hay que tener en cuenta que el noventa y tantos por ciento de los jugadores no llega a pagar nunca nada. Sin embargo, hay otros perfiles que sí participan en la monetización.

¿Cuánto pueden llegar a gastarse en un free-to-play?

En el caso de AfterPulse, hay jugadores que se gastan decenas de miles de euros. Cuando rascas un poco ves que hay gente que hace eso en otras actividades de ocio y eso no nos sorprende. Igual que la gente se gasta el dinero en un coche o en un bolso, pues también se lo gasta en esto.

¿Y qué les lleva a pagar por algo que es gratis?

Hay personas que en ese mundo virtual consiguen un status social mayor que el que tienen en la vida real. Hay quienes lo usan para escaparse, para desconectar…

¿Cómo ha cambiado la manera de jugar?

Tendemos a la multipantalla, es decir, jugar a un mismo título en distintos dispositivos. La gente va a consumir un producto desligado de un hardware específico. Hasta ahora se jugaba en un dispositivo con sus limitaciones. Ahora, el contenido te va a ir siguiendo: mientras haces una cola de pie juegas con el móvil, en un tren sigues la partida en la tablet, en casa en la televisión…

¿Cómo ve el mercado de consolas?

El mercado de consolas no es sostenible. En cuanto a usuarios, las consolas apenas superan los 100 millones, mientras que los móviles tienen miles de millones de usuarios. Es imposible competir. El mercado de consolas a nivel de producciones de juegos pequeños y medios se ha hundido completamente. El mercado se lo están repartiendo ahora los grandes juegos, que están encantados, porque están alcanzando unas cifras récord.

¿La industria del videojuego ha alcanzado el reconocimiento social?

Sí, ha cambiado mucho. En las elecciones generales de diciembre, por primera vez todos los partidos políticos incluían puntos sobre videojuegos en sus programas. Es muy curioso. Incluso en algún debate se habló de ello. A todos los niveles hay interés por el sector. Es una industria limpia, de alto potencial, que afecta a nivel de empleo a la franja de mayor complejidad ahora mismo. Tenemos paro negativo, estamos contratando a estudiantes de primer curso de carrera…

¿Se ha alcanzado el ecosistema correcto?

Digamos que sí. Las universidades están ofertando hasta cinco programas en desarrollo de videojuegos, hay ferias internacionales como GameLab, tenemos la patronal de la distribución (Aevi), la que creamos nosotros (DEV) que ha logrado que el videojuego sea considerado producto cultural. Todo tipo de instituciones están concediendo ayudas para apoyar a estudios indies y proyectos que sin ese apoyo morirían… Basta recordar que, en plena crisis, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones destinó 30 millones de euros al sector.


PUBLICIDAD


Source Article from http://www.eleconomista.es/tecnologia-videojuegos/noticias/7773937/08/16/Hay-quien-se-gasta-decenas-de-miles-de-euros-en-un-videojuego-gratuito.html