Ordenadores, tabletas, ‘smartphones’ y drones: cuidado con la lista de regalos más ‘hackeables’

Imagen: Dreamstime.

Los ordenadores y portátiles, las tabletas, los ‘smartphones’ y los drones encabezan la lista de los regalos más ‘hackeables’ para estas Navidades, como comparten desde McAfee. Una lista que conviene conocer para poder identificar los riesgos potenciales de seguridad que los hacen vulnerables.

La mayoría de los usuarios coincide en que la seguridad es un elemento necesario para ordenadores, tabletas o ‘smartphones’, según destaca la encuesta global realizada por la compañía de ciberseguridad. No obstante, el 20% de los consumidores señala que compraría un dispositivo conectado aun sabiendo que es vulnerable a ser atacado.

Por otra parte, y según recoge la encuesta, sólo el 22% considera que los juguetes conectados deberían incluir seguridad. Además, el 29% asegura que los drones deberían estar protegidos, mientras que el 56% de los usuarios señala que los asistentes digitales necesitan ser seguros.

Falta de concienciación

Como apunta el chief consumer security evangelist en McAfee, Gary Davis, “los usuarios no siempre entienden la importancia de proteger sus dispositivos”. La falta de concienciación, como expone “puede ser aprovechada por los ciberdelincuentes para vulnerar estos dispositivos y robar información personal”.

La mayoría de usuarios (91%) afirma ser consciente de la importancia de mantener su identidad ‘online’ y los dispositivos seguros. A pesar de ello, sólo el 53% adopta las medidas necesarias para implementar la protección.

Por otra parte, el 16% cree que el fabricante ha incorporado la seguridad en el producto, mientras que el 22% sabe que es necesario implementar medidas de seguridad, pero no sabe cómo hacerlo. Esto, como señalan desde McAfee, destaca la importancia de que los usuarios indaguen acerca de la configuración de seguridad incorporada en un dispositivo, en lugar de confiar exclusivamente en los fabricantes para proteger adecuadamente sus dispositivos y datos.

Ojo a esta lista

Los ordenadores, ‘smartphones’ y tabletas han sido tradicionalmente los principales objetivos de los cibercriminales. Si no se protegen adecuadamente, pueden ser infectados por aplicaciones maliciosas.

En lo que se refiere a los drones, se espera, como indica la compañía, que las ventas de estos dispositivos superen los mil millones de dólares en 2017. Sin embargo, la seguridad todavía no está estandarizada. Los usuarios deben estar atentos a los riesgos asociados al uso de drones y a las señales WiFi falsas de los drones fraudulentos.

Asistentes digitales pueden ayudar a realizar pedidos de artículos para el hogar, reproducir música o responder a preguntas, entre otras funciones. Sin embargo, teniendo en cuenta que estos asistentes cuentan con micrófonos que siempre están escuchando y están equipados con cámaras, es fundamental entender las implicaciones de privacidad.

Asimismo, los juguetes son cada vez más inteligentes, pero los ciberdelicuentes también lo son. Para muchos fabricantes, la seguridad no es algo prioritario, lo que permite que los juguetes sean vulnerables a cualquier ataque realizado por los cibercriminales.

En cuanto a los dispositivos conectados, como televisores, lavadoras o frigoríficos, desde McAfee entienden que un electrodoméstico inteligente puede facilitar el día a día de cualquier usuario. No obstante, hay que tener en cuenta que estos dispositivos podrían ser usados como instrumentos para llevar a cabo un ataque o filtrar información sobre un consumidor.


PUBLICIDAD



Source Article from http://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/8831254/12/17/Ordenadores-tabletas-smartphones-y-drones-cuidado-con-la-lista-de-regalos-mas-hackeables.html

Ordenadores, tabletas, ‘smartphones’ y drones: cuidado con la lista de regalos más ‘hackeables’

Imagen: Dreamstime.

Los ordenadores y portátiles, las tabletas, los ‘smartphones’ y los drones encabezan la lista de los regalos más ‘hackeables’ para estas Navidades, como comparten desde McAfee. Una lista que conviene conocer para poder identificar los riesgos potenciales de seguridad que los hacen vulnerables.

La mayoría de los usuarios coincide en que la seguridad es un elemento necesario para ordenadores, tabletas o ‘smartphones’, según destaca la encuesta global realizada por la compañía de ciberseguridad. No obstante, el 20% de los consumidores señala que compraría un dispositivo conectado aun sabiendo que es vulnerable a ser atacado.

Por otra parte, y según recoge la encuesta, sólo el 22% considera que los juguetes conectados deberían incluir seguridad. Además, el 29% asegura que los drones deberían estar protegidos, mientras que el 56% de los usuarios señala que los asistentes digitales necesitan ser seguros.

Falta de concienciación

Como apunta el chief consumer security evangelist en McAfee, Gary Davis, “los usuarios no siempre entienden la importancia de proteger sus dispositivos”. La falta de concienciación, como expone “puede ser aprovechada por los ciberdelincuentes para vulnerar estos dispositivos y robar información personal”.

La mayoría de usuarios (91%) afirma ser consciente de la importancia de mantener su identidad ‘online’ y los dispositivos seguros. A pesar de ello, sólo el 53% adopta las medidas necesarias para implementar la protección.

Por otra parte, el 16% cree que el fabricante ha incorporado la seguridad en el producto, mientras que el 22% sabe que es necesario implementar medidas de seguridad, pero no sabe cómo hacerlo. Esto, como señalan desde McAfee, destaca la importancia de que los usuarios indaguen acerca de la configuración de seguridad incorporada en un dispositivo, en lugar de confiar exclusivamente en los fabricantes para proteger adecuadamente sus dispositivos y datos.

Ojo a esta lista

Los ordenadores, ‘smartphones’ y tabletas han sido tradicionalmente los principales objetivos de los cibercriminales. Si no se protegen adecuadamente, pueden ser infectados por aplicaciones maliciosas.

En lo que se refiere a los drones, se espera, como indica la compañía, que las ventas de estos dispositivos superen los mil millones de dólares en 2017. Sin embargo, la seguridad todavía no está estandarizada. Los usuarios deben estar atentos a los riesgos asociados al uso de drones y a las señales WiFi falsas de los drones fraudulentos.

Asistentes digitales pueden ayudar a realizar pedidos de artículos para el hogar, reproducir música o responder a preguntas, entre otras funciones. Sin embargo, teniendo en cuenta que estos asistentes cuentan con micrófonos que siempre están escuchando y están equipados con cámaras, es fundamental entender las implicaciones de privacidad.

Asimismo, los juguetes son cada vez más inteligentes, pero los ciberdelicuentes también lo son. Para muchos fabricantes, la seguridad no es algo prioritario, lo que permite que los juguetes sean vulnerables a cualquier ataque realizado por los cibercriminales.

En cuanto a los dispositivos conectados, como televisores, lavadoras o frigoríficos, desde McAfee entienden que un electrodoméstico inteligente puede facilitar el día a día de cualquier usuario. No obstante, hay que tener en cuenta que estos dispositivos podrían ser usados como instrumentos para llevar a cabo un ataque o filtrar información sobre un consumidor.


PUBLICIDAD



Source Article from http://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/8831254/12/17/Ordenadores-tabletas-smartphones-y-drones-cuidado-con-la-lista-de-regalos-mas-hackeables.html

Ordenadores, tabletas, ‘smartphones’ y drones: cuidado con la lista de regalos más ‘hackeables’

Imagen: Dreamstime.

Los ordenadores y portátiles, las tabletas, los ‘smartphones’ y los drones encabezan la lista de los regalos más ‘hackeables’ para estas Navidades, como comparten desde McAfee. Una lista que conviene conocer para poder identificar los riesgos potenciales de seguridad que los hacen vulnerables.

La mayoría de los usuarios coincide en que la seguridad es un elemento necesario para ordenadores, tabletas o ‘smartphones’, según destaca la encuesta global realizada por la compañía de ciberseguridad. No obstante, el 20% de los consumidores señala que compraría un dispositivo conectado aun sabiendo que es vulnerable a ser atacado.

Por otra parte, y según recoge la encuesta, sólo el 22% considera que los juguetes conectados deberían incluir seguridad. Además, el 29% asegura que los drones deberían estar protegidos, mientras que el 56% de los usuarios señala que los asistentes digitales necesitan ser seguros.

Falta de concienciación

Como apunta el chief consumer security evangelist en McAfee, Gary Davis, “los usuarios no siempre entienden la importancia de proteger sus dispositivos”. La falta de concienciación, como expone “puede ser aprovechada por los ciberdelincuentes para vulnerar estos dispositivos y robar información personal”.

La mayoría de usuarios (91%) afirma ser consciente de la importancia de mantener su identidad ‘online’ y los dispositivos seguros. A pesar de ello, sólo el 53% adopta las medidas necesarias para implementar la protección.

Por otra parte, el 16% cree que el fabricante ha incorporado la seguridad en el producto, mientras que el 22% sabe que es necesario implementar medidas de seguridad, pero no sabe cómo hacerlo. Esto, como señalan desde McAfee, destaca la importancia de que los usuarios indaguen acerca de la configuración de seguridad incorporada en un dispositivo, en lugar de confiar exclusivamente en los fabricantes para proteger adecuadamente sus dispositivos y datos.

Ojo a esta lista

Los ordenadores, ‘smartphones’ y tabletas han sido tradicionalmente los principales objetivos de los cibercriminales. Si no se protegen adecuadamente, pueden ser infectados por aplicaciones maliciosas.

En lo que se refiere a los drones, se espera, como indica la compañía, que las ventas de estos dispositivos superen los mil millones de dólares en 2017. Sin embargo, la seguridad todavía no está estandarizada. Los usuarios deben estar atentos a los riesgos asociados al uso de drones y a las señales WiFi falsas de los drones fraudulentos.

Asistentes digitales pueden ayudar a realizar pedidos de artículos para el hogar, reproducir música o responder a preguntas, entre otras funciones. Sin embargo, teniendo en cuenta que estos asistentes cuentan con micrófonos que siempre están escuchando y están equipados con cámaras, es fundamental entender las implicaciones de privacidad.

Asimismo, los juguetes son cada vez más inteligentes, pero los ciberdelicuentes también lo son. Para muchos fabricantes, la seguridad no es algo prioritario, lo que permite que los juguetes sean vulnerables a cualquier ataque realizado por los cibercriminales.

En cuanto a los dispositivos conectados, como televisores, lavadoras o frigoríficos, desde McAfee entienden que un electrodoméstico inteligente puede facilitar el día a día de cualquier usuario. No obstante, hay que tener en cuenta que estos dispositivos podrían ser usados como instrumentos para llevar a cabo un ataque o filtrar información sobre un consumidor.


PUBLICIDAD



Source Article from http://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/8831254/12/17/Ordenadores-tabletas-smartphones-y-drones-cuidado-con-la-lista-de-regalos-mas-hackeables.html

Cuidado con su cuenta de Google: el Incibe alerta de una campaña de phishing para robarle las credenciales

google-2.jpg

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), con sede en León, ha detectado una campaña fraudulenta de correo electrónico que, mediante un fichero adjunto en el mensaje, trata de robar las credenciales de Google a través de una página falsa.

Según informa el Incibe a través de un comunicado, para aquellos usuarios que se hayan visto afectados las solución pasa por cambiar la contraseña de Google y de todos los servicios en los que tenga las mismas credenciales de acceso.

En el caso de que se haya enviado alguna contraseña desde la cuenta de correo de Google, deberá modificarla o advertir a quien le corresponda que la cambie.

También se aconseja cambiar la pregunta/respuesta de seguridad y de los demás servicios donde se esté usando y comprobar si el teléfono de recuperación de contraseña se ha modificado, y en ese caso poner otra vez el del usuario.


PUBLICIDAD


Source Article from http://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/8097724/01/17/Cuidado-con-su-cuenta-de-Google-el-Incibe-alerta-de-una-campana-de-phishing-para-robar-las-credenciales.html

Asus presenta ZenWatch 3, con pantalla circular y un cuidado diseño

Asus está presente en la feria de tecnología IFA de Berlín donde ha dado a conocer Asus ZenWatch 3, un reloj inteligente de pantalla circular y que ofrece un cuidado diseño.

MADRID, 31 (Portaltic/EP)

Asus está presente en la feria de tecnología IFA de Berlín donde ha dado a conocer Asus ZenWatch 3, un reloj inteligente de pantalla circular y que ofrece un cuidado diseño.

Asus no ha descuidado el diseño del nuevo integrante de su gama de relojes inteligentes. ZenWatch 3 está fabricado en acero inoxidable de 316L, pensado para la comodidad del usuario que lo va a llevar en su muñeca todo el día, con un grosor de 10mm y correas de cuero italiano.

Este ‘smartwatch’ cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon Wear 2100, y sistema de carga rápida que permite cargar hasta el 60% de la batería en sólo 15 minutos. Presenta, además, tres botones, que permite personalizar las funcionalidades que ofrece el reloj.

ZenWatch 3 cuenta con más de 50 esferas, para que el usuario elija la que mejor se adapte al momento o a su estado de ánimo. Y si no le convence ninguna, siempre puede personalizar la suya.

ZenWatch 3 es también un dispositivo de monitorización de la actividad física que, según ha asegurado la compañía durante la presentación, ofrece una precisión del 95%. Es resistente al agua, con IP67.

El nuevo ‘smartwatch’ de Asus estará disponible en tres colores — plata, rosa/plateado y negro–. La compañía no ha especificado cuándo estará a la venta, pero lo hará a un precio de 229 euros.


PUBLICIDAD



Source Article from http://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/7795352/08/16/Asus-presenta-ZenWatch-3-con-pantalla-circular-y-un-cuidado-diseno.html

Facebook, Amazon, Netflix y Google: cuidado con las acciones ‘FANG’

google.jpg


Son las potencias emergentes del mundo, llamadas a dictar los términos del comercio en lo que queda de siglo. Pueden crecer a ritmos increíbles y amasar fortunas por el camino. Tienen un impulso imparable y cualquier inversor lo bastante listo como para respaldarlas se asegura hacer fortuna.

No deben faltar en ninguna cartera? Son las acciones FANG, el atractivo acrónimo de Facebook, Amazon, Netflix y Google, un cuarteto de negocios tecnológicos turboalimentados que está impulsando el mercado bursátil actual. El problema es que la defensa alcista de los FANG suena más que similar a la reinante a principios de la década sobre los BRIC. Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica también dominaron el mundo de la inversión durante varios años y generaron el mismo frenesí especulativo y los mismos pronósticos febriles de rendimientos asombrosos. Y mírelos ahora. Los BRIC han decepcionado deplorablemente en los dos últimos años y muestran pocos signos de recuperarse pronto.

Sector inestable

¿Podría ocurrir lo mismo con los FANG? Hay dos razones para pensar que sí. Una es que, por norma, los objetos de inversión basados en acrónimos no funcionan muy bien. La segunda es que los datos muestran que, aunque al sector tecnológico se le da de miedo crear casi monopolios enormemente rentables, también son muy inestables. Unos cuantos podrían parecer dominantes en el mundo en estos momentos pero es probable que se hundan y se quemen sumamente deprisa.

Si ha entrado en el cuarteto FANG lo bastante pronto no cabe duda de que estará muy satisfecho con su decisión. Su rendimiento ha sido espectacular. Las acciones de Amazon se han duplicado con creces en los doce últimos meses, superando los 628 dólares. Si alguna empresa va a retar a Apple como la mayor compañía del mundo, podría ser el minorista de Seattle. Del mismo modo, Netflix ha duplicado con creces el año pasado. Google (o Alphabet, como se la conoce ahora) ha subido de 550 dólares hace un año a 721 dólares ahora y Facebook de 73 a 103 dólares. Además, el valor de mercado de estas empresas es tan amplio (Google está valorado en casi 500.000 millones de dólares y Facebook en casi 300.000 millones) que dominan carteras e índices.

Es verdad que hay empresas más pequeñas a las que les ha ido mejor pero sin el rendimiento estelar de estos cuatro gigantes, los índices estarían en mucho peor estado en lo que va de año. Dado que los grandes índices estadounidenses afectan al sentimiento universal, lo mismo se puede decir con los títulos en todas partes. Están haciendo el trabajo pesado de los mercados bursátiles de todo el mundo.

Crecimiento asombroso

No cuesta entender por qué los inversores están respaldando a los FANG. El crecimiento de las cuatro empresas ha sido asombroso y no hay motivos para pensar que haya tocado techo. Amazon se ha convertido de minorista online a proveedor de servicios en la nube y gigante online del ocio que ofrece películas y libros en un paquete potente. Facebook se ha vuelto indispensable en las vidas de muchas personas y empieza a dominar la industria mediática. Google gira en tantas direcciones que es difícil seguirlas todas, mientras que Netflix parece haber reinventado uno de los sectores más grandes del mundo (el cine y la televisión).

Podrían perfectamente acabar siendo lo que General Electric o General Motors fueron en las primeras épocas de la transformación tecnológica: inmensos conglomerados capaces de dominar los sectores de su elección durante dos o tres generaciones y amasar fortunas para sus inversores por el camino.

Posibles problemas

Pero hay dos problemas y los dos deberían dar a quien quiera subirse corriendo al vagón un motivo para reflexionar. Uno es que las ideas de inversión con acrónimos no tienen un historial muy brillante. Les sobra ingenio y facilidad. Fijémonos en algunas del pasado reciente. No hace mucho, todo inversor quería comprar BRIC, las cinco economías emergentes que se vendían como dispuestas a dominar el siglo XXI. Ahora China da tumbos, Rusia se hunde en una recesión, como Brasil, India avanza lentamente y cuesta recordar qué pintaba Sudáfrica en la lista, aparte de un útil plural. Después llegaron los MINT (México, Indonesia, Nigeria y Turquía, por si se lo pregunta) y tampoco les fue mucho mejor. Lo mismo les ocurrió a los TMT (telecoms, medios y tecnología) allá por el auge de la burbuja punto com, yendo aun más atrás, los Nifty Fifty de los años setenta, con empresas como Kodak. En realidad, la inversión es un proceso demasiado complejo como para reducirlo en una frase concisa y sencilla, y si lo intenta acabará equivocándose.

El segundo es que a la tecnología se le da bien crear casi monopolios pero también la competencia que al final se los lleva por delante. Antes nos preocupábamos por el dominio de IBM en el sector informático y después por Microsoft pero ninguna de esas empresas da mucho miedo ya. Facebook o Amazon parecerán poderosas en estos momentos pero en la web una idea brillante puede cobrar impulso muy rápido y las empresas gigantes raras veces tienen un monopolio de ideas brillantes. La mayoría están a una aplicación del fracaso.

Lo cierto es que las cuatro empresas seguramente alcancen un hito de máximo éxito y después les pegue el viento de cara. Tal vez se vuelvan demasiado grandes como para gestionarlas o entren en sectores donde sea imposible ganar dinero (el automovilístico parece abarrotado, por ejemplo) o simplemente pierdan el norte. Sea lo que sea, es posible que una o más tropiecen. Y este acrónimo no será más útil que los demás. La fiebre inversora no tiene más visos de convertirse en una fórmula ganadora que las anteriores o, por decirlo más sucintamente, gracias por el consejo pero nos vamos a guardar el dinero.

Matthew Lynn, director ejecutivo de Strategy Economics


PUBLICIDAD


Source Article from http://www.eleconomista.es/firmas/noticias/7132306/11/15/precaucion-con-las-acciones-FANG.html

Facebook, Amazon, Netflix y Google: cuidado con las acciones ‘FANG’

google.jpg


Son las potencias emergentes del mundo, llamadas a dictar los términos del comercio en lo que queda de siglo. Pueden crecer a ritmos increíbles y amasar fortunas por el camino. Tienen un impulso imparable y cualquier inversor lo bastante listo como para respaldarlas se asegura hacer fortuna.

No deben faltar en ninguna cartera? Son las acciones FANG, el atractivo acrónimo de Facebook, Amazon, Netflix y Google, un cuarteto de negocios tecnológicos turboalimentados que está impulsando el mercado bursátil actual. El problema es que la defensa alcista de los FANG suena más que similar a la reinante a principios de la década sobre los BRIC. Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica también dominaron el mundo de la inversión durante varios años y generaron el mismo frenesí especulativo y los mismos pronósticos febriles de rendimientos asombrosos. Y mírelos ahora. Los BRIC han decepcionado deplorablemente en los dos últimos años y muestran pocos signos de recuperarse pronto.

Sector inestable

¿Podría ocurrir lo mismo con los FANG? Hay dos razones para pensar que sí. Una es que, por norma, los objetos de inversión basados en acrónimos no funcionan muy bien. La segunda es que los datos muestran que, aunque al sector tecnológico se le da de miedo crear casi monopolios enormemente rentables, también son muy inestables. Unos cuantos podrían parecer dominantes en el mundo en estos momentos pero es probable que se hundan y se quemen sumamente deprisa.

Si ha entrado en el cuarteto FANG lo bastante pronto no cabe duda de que estará muy satisfecho con su decisión. Su rendimiento ha sido espectacular. Las acciones de Amazon se han duplicado con creces en los doce últimos meses, superando los 628 dólares. Si alguna empresa va a retar a Apple como la mayor compañía del mundo, podría ser el minorista de Seattle. Del mismo modo, Netflix ha duplicado con creces el año pasado. Google (o Alphabet, como se la conoce ahora) ha subido de 550 dólares hace un año a 721 dólares ahora y Facebook de 73 a 103 dólares. Además, el valor de mercado de estas empresas es tan amplio (Google está valorado en casi 500.000 millones de dólares y Facebook en casi 300.000 millones) que dominan carteras e índices.

Es verdad que hay empresas más pequeñas a las que les ha ido mejor pero sin el rendimiento estelar de estos cuatro gigantes, los índices estarían en mucho peor estado en lo que va de año. Dado que los grandes índices estadounidenses afectan al sentimiento universal, lo mismo se puede decir con los títulos en todas partes. Están haciendo el trabajo pesado de los mercados bursátiles de todo el mundo.

Crecimiento asombroso

No cuesta entender por qué los inversores están respaldando a los FANG. El crecimiento de las cuatro empresas ha sido asombroso y no hay motivos para pensar que haya tocado techo. Amazon se ha convertido de minorista online a proveedor de servicios en la nube y gigante online del ocio que ofrece películas y libros en un paquete potente. Facebook se ha vuelto indispensable en las vidas de muchas personas y empieza a dominar la industria mediática. Google gira en tantas direcciones que es difícil seguirlas todas, mientras que Netflix parece haber reinventado uno de los sectores más grandes del mundo (el cine y la televisión).

Podrían perfectamente acabar siendo lo que General Electric o General Motors fueron en las primeras épocas de la transformación tecnológica: inmensos conglomerados capaces de dominar los sectores de su elección durante dos o tres generaciones y amasar fortunas para sus inversores por el camino.

Posibles problemas

Pero hay dos problemas y los dos deberían dar a quien quiera subirse corriendo al vagón un motivo para reflexionar. Uno es que las ideas de inversión con acrónimos no tienen un historial muy brillante. Les sobra ingenio y facilidad. Fijémonos en algunas del pasado reciente. No hace mucho, todo inversor quería comprar BRIC, las cinco economías emergentes que se vendían como dispuestas a dominar el siglo XXI. Ahora China da tumbos, Rusia se hunde en una recesión, como Brasil, India avanza lentamente y cuesta recordar qué pintaba Sudáfrica en la lista, aparte de un útil plural. Después llegaron los MINT (México, Indonesia, Nigeria y Turquía, por si se lo pregunta) y tampoco les fue mucho mejor. Lo mismo les ocurrió a los TMT (telecoms, medios y tecnología) allá por el auge de la burbuja punto com, yendo aun más atrás, los Nifty Fifty de los años setenta, con empresas como Kodak. En realidad, la inversión es un proceso demasiado complejo como para reducirlo en una frase concisa y sencilla, y si lo intenta acabará equivocándose.

El segundo es que a la tecnología se le da bien crear casi monopolios pero también la competencia que al final se los lleva por delante. Antes nos preocupábamos por el dominio de IBM en el sector informático y después por Microsoft pero ninguna de esas empresas da mucho miedo ya. Facebook o Amazon parecerán poderosas en estos momentos pero en la web una idea brillante puede cobrar impulso muy rápido y las empresas gigantes raras veces tienen un monopolio de ideas brillantes. La mayoría están a una aplicación del fracaso.

Lo cierto es que las cuatro empresas seguramente alcancen un hito de máximo éxito y después les pegue el viento de cara. Tal vez se vuelvan demasiado grandes como para gestionarlas o entren en sectores donde sea imposible ganar dinero (el automovilístico parece abarrotado, por ejemplo) o simplemente pierdan el norte. Sea lo que sea, es posible que una o más tropiecen. Y este acrónimo no será más útil que los demás. La fiebre inversora no tiene más visos de convertirse en una fórmula ganadora que las anteriores o, por decirlo más sucintamente, gracias por el consejo pero nos vamos a guardar el dinero.

Matthew Lynn, director ejecutivo de Strategy Economics


PUBLICIDAD


Source Article from http://www.eleconomista.es/firmas/noticias/7132306/11/15/precaucion-con-las-acciones-FANG.html

Facebook, Amazon, Netflix y Google: cuidado con las acciones ‘FANG’

google.jpg


Son las potencias emergentes del mundo, llamadas a dictar los términos del comercio en lo que queda de siglo. Pueden crecer a ritmos increíbles y amasar fortunas por el camino. Tienen un impulso imparable y cualquier inversor lo bastante listo como para respaldarlas se asegura hacer fortuna.

No deben faltar en ninguna cartera? Son las acciones FANG, el atractivo acrónimo de Facebook, Amazon, Netflix y Google, un cuarteto de negocios tecnológicos turboalimentados que está impulsando el mercado bursátil actual. El problema es que la defensa alcista de los FANG suena más que similar a la reinante a principios de la década sobre los BRIC. Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica también dominaron el mundo de la inversión durante varios años y generaron el mismo frenesí especulativo y los mismos pronósticos febriles de rendimientos asombrosos. Y mírelos ahora. Los BRIC han decepcionado deplorablemente en los dos últimos años y muestran pocos signos de recuperarse pronto.

Sector inestable

¿Podría ocurrir lo mismo con los FANG? Hay dos razones para pensar que sí. Una es que, por norma, los objetos de inversión basados en acrónimos no funcionan muy bien. La segunda es que los datos muestran que, aunque al sector tecnológico se le da de miedo crear casi monopolios enormemente rentables, también son muy inestables. Unos cuantos podrían parecer dominantes en el mundo en estos momentos pero es probable que se hundan y se quemen sumamente deprisa.

Si ha entrado en el cuarteto FANG lo bastante pronto no cabe duda de que estará muy satisfecho con su decisión. Su rendimiento ha sido espectacular. Las acciones de Amazon se han duplicado con creces en los doce últimos meses, superando los 628 dólares. Si alguna empresa va a retar a Apple como la mayor compañía del mundo, podría ser el minorista de Seattle. Del mismo modo, Netflix ha duplicado con creces el año pasado. Google (o Alphabet, como se la conoce ahora) ha subido de 550 dólares hace un año a 721 dólares ahora y Facebook de 73 a 103 dólares. Además, el valor de mercado de estas empresas es tan amplio (Google está valorado en casi 500.000 millones de dólares y Facebook en casi 300.000 millones) que dominan carteras e índices.

Es verdad que hay empresas más pequeñas a las que les ha ido mejor pero sin el rendimiento estelar de estos cuatro gigantes, los índices estarían en mucho peor estado en lo que va de año. Dado que los grandes índices estadounidenses afectan al sentimiento universal, lo mismo se puede decir con los títulos en todas partes. Están haciendo el trabajo pesado de los mercados bursátiles de todo el mundo.

Crecimiento asombroso

No cuesta entender por qué los inversores están respaldando a los FANG. El crecimiento de las cuatro empresas ha sido asombroso y no hay motivos para pensar que haya tocado techo. Amazon se ha convertido de minorista online a proveedor de servicios en la nube y gigante online del ocio que ofrece películas y libros en un paquete potente. Facebook se ha vuelto indispensable en las vidas de muchas personas y empieza a dominar la industria mediática. Google gira en tantas direcciones que es difícil seguirlas todas, mientras que Netflix parece haber reinventado uno de los sectores más grandes del mundo (el cine y la televisión).

Podrían perfectamente acabar siendo lo que General Electric o General Motors fueron en las primeras épocas de la transformación tecnológica: inmensos conglomerados capaces de dominar los sectores de su elección durante dos o tres generaciones y amasar fortunas para sus inversores por el camino.

Posibles problemas

Pero hay dos problemas y los dos deberían dar a quien quiera subirse corriendo al vagón un motivo para reflexionar. Uno es que las ideas de inversión con acrónimos no tienen un historial muy brillante. Les sobra ingenio y facilidad. Fijémonos en algunas del pasado reciente. No hace mucho, todo inversor quería comprar BRIC, las cinco economías emergentes que se vendían como dispuestas a dominar el siglo XXI. Ahora China da tumbos, Rusia se hunde en una recesión, como Brasil, India avanza lentamente y cuesta recordar qué pintaba Sudáfrica en la lista, aparte de un útil plural. Después llegaron los MINT (México, Indonesia, Nigeria y Turquía, por si se lo pregunta) y tampoco les fue mucho mejor. Lo mismo les ocurrió a los TMT (telecoms, medios y tecnología) allá por el auge de la burbuja punto com, yendo aun más atrás, los Nifty Fifty de los años setenta, con empresas como Kodak. En realidad, la inversión es un proceso demasiado complejo como para reducirlo en una frase concisa y sencilla, y si lo intenta acabará equivocándose.

El segundo es que a la tecnología se le da bien crear casi monopolios pero también la competencia que al final se los lleva por delante. Antes nos preocupábamos por el dominio de IBM en el sector informático y después por Microsoft pero ninguna de esas empresas da mucho miedo ya. Facebook o Amazon parecerán poderosas en estos momentos pero en la web una idea brillante puede cobrar impulso muy rápido y las empresas gigantes raras veces tienen un monopolio de ideas brillantes. La mayoría están a una aplicación del fracaso.

Lo cierto es que las cuatro empresas seguramente alcancen un hito de máximo éxito y después les pegue el viento de cara. Tal vez se vuelvan demasiado grandes como para gestionarlas o entren en sectores donde sea imposible ganar dinero (el automovilístico parece abarrotado, por ejemplo) o simplemente pierdan el norte. Sea lo que sea, es posible que una o más tropiecen. Y este acrónimo no será más útil que los demás. La fiebre inversora no tiene más visos de convertirse en una fórmula ganadora que las anteriores o, por decirlo más sucintamente, gracias por el consejo pero nos vamos a guardar el dinero.

Matthew Lynn, director ejecutivo de Strategy Economics


PUBLICIDAD


Source Article from http://www.eleconomista.es/firmas/noticias/7132306/11/15/precaucion-con-las-acciones-FANG.html

Ten cuidado: difunden virus con falsa noticia de El Comercio

En internet circula un supuesto e-mail que el diario El Comercio envía a diferentes lectores y que no deberías abrir. Se trata de un mensaje fraudulento que contiene un virus informático con el logo y colores distintivos de la página web de esta casa editora. 


El virus intenta sorprender anunciando la noticia de un supuesto audio del acusado por narcotráfico Gerald Oropeza. Esta lleva el título “Comprobado Gerald Oropeza asegura que tiene el apoyo de su “tío Alan”, pero con detalles que lo convierten en una farsa. 



El titular de esta falsa noticia intenta hacer creer que proviene de El Comercio  utilizando los colores amarillo y negro. La opción para compartir en redes sociales aparece al lado derecho en el correo, cuando en el diario se sitúa debajo del titular. En el e-mail se agrega un link para “escuchar audio”, el mismo que es inexistente en la nota verdadera. 


¿Cómo identificarlo?

A los lectores les llega el virus a sus correos desde el remitente – usuario “El Comercio”. Pero si se intenta reenviar el correo, se descubrirá que la cuenta verdadera es de propiedad del sitio Sonico. Con mayor precisión, del correo ” noreply@sonico.com”. 


No se deje sorprender. El Comercio no envía notas individuales a correos personales. Este Diario tiene el servicio de Newsletter, publicaciones con la portada de la web con un resumen de las principales noticias del día.


LEE TAMBIÉN…




 

Source Article from http://elcomercio.feedsportal.com/c/34150/f/672892/s/4ab6cce8/sc/26/l/0Lelcomercio0Bpe0Ctecnologia0Credes0Esociales0Cten0Ecuidado0Edifunden0Evirus0Efalsa0Enoticia0Ecomercio0Enoticia0E1848593/story01.htm