Las acciones de Amazon, Apple y Google a 127 dólares por un día

Las webs de Bloomberg, Yahoo Finanzas y Google Finance publicaron de forma errónea la cotización varias compañías del Nasdaq, tras el cierre de ayer de Wall Street. Entre las empresas afectadas se encuentran Amazon, Alphabet, la matriz de Google, Mattel, eBay o Microsoft. NYSE Group descarta un fallo en los precios de la bolsa y echa la culpa a las páginas que muestran las cotizaciones.l Vuelve el fat finger al mercado: el oro se desploma en segundos a mínimo mensuales

La jornada de ayer de Wall Street fue atípica con solo media sesión a ser la víspera del Día de la Independencia, pero fue más rara aún para el Nasdaq. Varias compañías cotizadas, entre las se encuentra tecnológicas tan importantes como Amazon, Google o Apple, tuvieron fuertes oscilaciones en sus precios para los usuarios de las webs de Bloomberg o Yahoo Finanzas.

Las páginas que ofrecen los precios de cotización de la bolsa comenzaron a publicar valores erróneos, después del cierre en el mercado estadounidense, que fue tres horas antes de lo habitual. Más de una docena de valores tenían el mismo precio en 123,47 dólares por acción. Lo que hubiera significado un desplome brutal para cotizadas como Amazon o la propia Google, ambas superan con holgura los 900 dólares por acción.

Varios de los sites más seguidos para consultar la evolución de los mercados de forma gratuita publicaron precios irreales que mostraban oscilaciones espectaculares que en realidad no ocurrieron, ha explicado a los medios de comunicación Joe Christinat, portavoz de Nasdaq OMX Group, el gestor de la bolsa tecnológica.

“Me sorprende que no suceda más a menudo, teniendo en cuenta la complejidad de los mercados financieros”, indica James Angel, un profesor de Finanzas en la Universidad de Georgetown en Washington, y se felicita por que no ocurra en un día festivo y no con el mercado abierto.

Cruce de acusaciones

Los gestores de bolsa, como los del Nasdaq o NYSE venden información bursátil a terceros que incluye precios y datos sobre las operaciones ejecutadas. Esta suele ser vendida a terceros para webs comerciales. La compañía del Nasdaq explicó ayer que Bloomberg y otras plataformas de Internet mostraron datos de prueba que suele enviar el operador, descartando cualquier fallo propio.

Desde Google, su web Finance también se vio afectada, se defienden y dicen que su socio financiero que proporciona los datos recibió la información inexacta por parte del Nasdaq, explican a Bloomberg. El mercado del Nasdaq ya tuvo problemas con lo precios que proporciona. Hace cuatro años se detuvo las cotizaciones por un fallo de alimentación.


PUBLICIDAD



Source Article from http://www.eleconomista.es/nasdaq/noticias/8474753/07/17/Las-acciones-de-Amazon-Apple-y-Google-a-127-dolares-por-un-dia.html

Microsoft, camino de gastar 200.000 millones en recompras de acciones desde 2004

microsoft.jpg



Opere con el broker más barato.

73% más barato. Acciones España 2€+0.04%. USA 0.50€+0.004$ por acción.


¿Crees que el Euro se va a apreciar en los próximos meses? ¡Si crees que sí compra euros, sino véndelos! Opera en Divisas con Self Bank.


¿Quieres operar en el mercado más líquido del mundo? Opera con más de 160 cruces de divisas con la cuenta de CFDs, Divisas y Futuros de Self Bank.


¿Cuándo incrementará la Fed los tipos de interés? ¿Se acelerará el crecimiento en USA? Invierte con divisas en Self Bank.


Microsoft ha anunciado que tiene previsto recomprar hasta 40.000 millones de dólares (unos 35.900 millones de euros al cambio actual) en acciones y aumentar el dividendo de 0,36 dólares a 0,39 dólares por acción. Y lo ha hecho poco después de la mayor colocación de deuda de su historia y tras despedir al 4% de su plantilla este año.

El gigante tecnológico afirmó que va camino de completar su actual programa de recompra de acciones (buyback) para el 31 de diciembre, también por valor de 40.000 millones de dólares lanzado en 2013. Microsoft cuenta actualmente con una capitalización de unos 440.000 millones de dólares, por lo que este programa equivale a alrededor del 9% de la compañía.

De hecho, este nuevo programa es el cuarto consecutivo de 40.000 milllones de dólares de Microsoft desde 2006. Además, en 2004 anunció otro de 30.000 millones de dólares, por lo que desde entonces suma 150.000 millones de dólares en acciones recomprados a los que habrá que sumar los 40.000 millones anunciados hoy.

Microsoft suele anunciar los aumentos de dividendos en septiembre. Ya el año pasado, la compañía lo elevó de 0,31 dólares a 0,36 dólares por acción, un incremento del 16% que fue superior al de este año, que ha sido de un 8%, también por debajo del incremento del 11% de 2014. Las acciones de Microsoft, que en el último año han subido un 31%.

Bonos y despidos

A principios de agosto, la compañía con sede en Redmond, California, colocó 19.750 millones de dólares en bonos para financiar la adquisición de LinkedIn por 26.200 millones de dólares en efectivo.

Microsoft prefirió emitir deuda a utilizar la gran cantidad de caja que tiene actualmente, 113.000 millones de dólares al cierre de junio, para evitar pagar impuestos, puesto que gran parte de ese dinero lo tiene aparcado fuera de EEUU.

Además, en julio presentó una nueva ronda de 2.850 despidos en todo el mundo, una cifra que se sumaba a los 1.850 despidos que anunció en mayo, con lo que el total de despidos previstos alcanza los 4.700, cerca de un 4% de su plantilla.


PUBLICIDAD


Source Article from http://www.eleconomista.es/divisas/noticias/7838313/09/16/Microsoft-preve-recomprar-40000-millones-en-acciones-y-eleva-dividendo.html

Las acciones de Apple se disparan después de presentar resultados

Precio Variación Hora
103,730$ +7,30%  +7,060$ 16:13:01

Grafico

Pese a recortar un 27% su beneficio en el tercer trimestre con respecto al año anterior, los analistas preveían unos resultados de Apple mucho peores de lo que finalmente fueron. Por ello, la compañía de Cupertino ha visto como sus acciones abrían al alza hoy en el mercado.

En concreto, los títulos de Apple han subido más de un 7% en el Nasdaq estadounidense, llegando a situarse por momentos en la apertura más allá de los de los 104 dólares, una subida considerable si tenemos en cuenta que las acciones cerraron ayer en los 96,80 dólares-

El optimismo con Apple no reside únicamente en que sus resultados generales fuesen mejores a lo que esperaban los analistas, sino que también su producto estrella, el iPhone, consiguió mejorar las previsiones.

De este modo, la compañía de Cupertino reportó que en los tres últimos meses había vendido 40,4 millones de unidades, cuando se esperaban poco más de 40 millones de ventas. Eso sí, las ventas de este smartphone cayeron respecto a los 48 millones de terminales vendidos hace un año.


Source Article from http://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/7731139/07/16/Las-acciones-de-Apple-se-disparan-despues-de-presentar-resultados.html

Citi cree que las acciones de Telefónica están “baratas” y ve “manejable” su nivel de deuda

telefonica-2.jpg

Las analistas de Citi creen que las acciones de Telefónica están “baratas”, ya que el mercado no reconoce algunos méritos de la compañía, y consideran que, pese al fracaso de la venta de su filial de Reino Unido O2, el nivel de deuda de la compañía es “manejable” y se puede reducir de forma orgánica manteniendo el dividendo.

En un informe sobre el grupo, Citi señala que el mercado esta “subestimando” los méritos de Telefónica, ya que sigue centrado en herramientas de valoración erróneas, como la ratio de valor de la empresa respecto al Ebitda, y no reconoce sus avances la generación de flujo de caja libre y el crecimiento orgánico que está empezando a registrar.

En esta línea, añade que el nivel de endeudamiento de Telefónica es “elevado pero manejable”, ya que la empresa mantiene un rating en grado de inversión y tiene capacidad de desapalancamiento. Citi considera incluso que puede ser “una fortaleza” en el actual entorno de bajos tipos de interés.

Ratio de deuda

La entidad prevé que la ratio de deuda cierre el año 2016 en entre 2,9 y 3,5 veces, dependiendo del ajuste en híbridos y del plan de prejubilaciones, y señala que la compañía tiene capacidad para emitir deuda híbrida y generar suficiente flujo de caja libre para reducirlo a entre 2,3, y 3,2 veces, incluso sin realizar ninguna venta importante.

En este sentido, afirma que Telefónica puede hacer frente a sus problemas de deuda de forma orgánica, incluso una vez fracasada la venta de O2 UK, mediante un menor dividendo en efectivo, la emisión de híbridos, el flujo de caja y la venta de algunos activos no estratégicos, como el 2,51% de China Unicom y el 0,69% de BBVA, que le permitirían captar en torno a 800 millones de euros.

Respecto al dividendo, cree que Telefónica optará de nuevo por retribuir a los accionistas mediante la formula de scrip dividend, algo que ya contemplaba la compañía, manteniendo incluso la parte en efectivo en 0,40 euros por acción.

Descarta grandes ventas

Asimismo, la entidad descarta grandes ventas por parte de Telefónica en los próximos meses o la salida a bolsa de su filial de infraestructuras Telxius o incluso de O2, dado el impacto que ha tenido la victoria del Brexit en el referéndum de Reino Unido en los mercados.

Citi añade que las condiciones de mercado no pueden ser controladas por la empresa, por lo que Telefónica podría retomar estas opciones en los próximos meses, ya que parece que son las preferidas por la dirección de la compañía.

Mantener O2

A este respecto, considera que para Telefónica en este momento es mejor quedarse con O2 que venderla con un descuento y argumenta que su filial británica se ha comportado “bien” en los últimos años en un mercado que sigue siendo uno de los más competitivos de Europa, pero que al menos se está estabilizando.

Por otro lado, Citi resalta la evolución favorable que están teniendo para Telefónica los tipos de cambio desde principios de año, pero, sobre todo, la menor competencia en mercados móviles claves, especialmente Brasil, donde TIM y America Móvil están registrando una menor actividad comercial e inversión y Oi se ha declarado en bancarrota.

Respecto a su negocio en España, cree que mostrará nuevas mejoras en la segunda mitad del año y espera que, mientras la inflación se mantenga contenida, conserve el potencial para el crecimiento de los ingresos por contenidos premium en los próximos tres años.

En el caso de Alemania, cree que su filial está aprovechando las sinergias de la compra de E-Plus y ve posibles ingresos por negocios con OMV y el crecimiento de los datos, aunque añade que en el corto plazo la presión en los precios en el mercado germano centrará toda la atención.


PUBLICIDAD


Source Article from http://www.eleconomista.es/telecomunicaciones-tecnologia/noticias/7684566/07/16/Economia-Empresas-Citi-cree-que-las-acciones-de-Telefonica-estan-baratas-y-ve-manejable-su-nivel-de-deuda.html

Vivendi aumenta el control sobre Ubisoft: ya cuenta con el 20% de las acciones

vivendi-ubisoft.jpg

Vivendi, propietaria de compañías como Universal Music o Gameloft, entre otras, ha aumentado el porcentaje de control sobre Ubisoft, la compañía francesa de videojuegos, y ahora contará con un 20% de propiedad en la popular desarrolladora de juegos.

Según explica Bloomberg, Vivendi ha pasado del 18% al 20,1% de las acciones de Ubisoft y está considerando las posibilidad de adquirir más acciones, en función de las condiciones del mercado. De momento, explican, Vivendi no tiene intención de comprar Ubisoft y sólo pretende mantener una “fructífera cooperación” con la compañía francesa de videojuegos.

Vivendi podría estar pensando en el desarrollo de videojuegos y, según un analista ha explicado al medio citado, Gameloft solo no sería suficiente. Por el momento, Vivendi ha solicitado asientos en la Junta de Ubisoft.

Vivendi ya cuenta con otras empresas de este ámbito. A principio de mes, los medios anunciaban que Gameloft ya era parte de Vivendi. También cuenta con acciones en Activision Blizzard, compañía que estuvo en poder de Vivendi hasta 2013, cuando se independizó.


PUBLICIDAD


Source Article from http://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/7649160/06/16/Vivendi-aumenta-el-control-sobre-Ubisoft-con-el-20-de-las-acciones.html

La OCU inicia acciones legales contra fabricantes de móviles por publicidad engañosa

moviles-manos.jpg

La organización de consumidores OCU ha iniciado acciones judiciales contra los principales fabricantes de teléfonos móviles por publicidad engañosa en relación con la capacidad de la memoria de los terminales.

El objetivo de esta iniciativa es conseguir que los fabricantes informen sobre la capacidad real de memoria de los teléfonos, según ha indicado en un comunicado OCU, que pide que para los teléfonos ya vendidos se permita el borrado de aplicaciones o, en caso de que no sea posible, que el consumidor obtenga una compensación por los gigas de memoria perdidos.

En su escrito presentado al juzgado, la organización pretende conseguir que los fabricantes modifiquen su publicidad de forma que se informe al consumidor de la capacidad real efectiva de la memoria y en un futuro cercano no descarta extender las acciones judiciales emprendidas a otros fabricantes o a otros dispositivos, como ordenadores o tabletas.

La organización de consumidores señala que la capacidad de la memoria es una de las características principales de un teléfono móvil y que hace que un consumidor se decante por un modelo u otro distinto.

Mediante pruebas de laboratorio, la organización ha detectado que la capacidad de almacenamiento interno disponible “dista mucho de la anunciada”, en parte porque los terminales llevan aplicaciones no solicitadas por los consumidores, que no pueden ser suprimidas y que a veces se actualizan restando espacio al dispositivo. “Es más, en muchos casos, algunas de estas aplicaciones que reducen el espacio disponible por el que el consumidor ha pagado, abonan una contraprestación a los fabricantes del teléfono”, ha señalado OCU.

Las pruebas realizadas ponen de manifiesto que el porcentaje de memoria real sobre la memoria publicitada varía de unos fabricantes a otros y depende de la capacidad de almacenamiento del teléfono. En el caso de los teléfonos más pequeños (de 4 Gigas o menos y los de entre 4 y 8 Gigas), el porcentaje de pérdida de memoria puede llegar al 78% en algunos casos, lo que hace “prácticamente inservible” el teléfono en muy poco tiempo de uso, y en el de los teléfonos de 8GB se llega hasta el 70%, ha indicado la organización.

En su página web, la organización ha desarrollado una calculadora que permite a todos los consumidores comprobar la capacidad real de su teléfono móvil y sumarse a la iniciativa.


PUBLICIDAD

Source Article from http://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/7207463/12/15/La-OCU-inicia-acciones-legales-contra-fabricantes-de-moviles-por-publicidad-enganosa.html

OCU inicia acciones judiciales contra los fabricantes de móviles por publicidad engañosa

La organización de consumidores OCU ha iniciado acciones judiciales contra los principales fabricantes de teléfonos móviles por publicidad engañosa en relación con la capacidad de la memoria de los terminales.

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El objetivo de esta iniciativa es conseguir que los fabricantes informen sobre la capacidad real de memoria de los teléfonos, según ha indicado en un comunicado OCU, que pide que para los teléfonos ya vendidos se permita el borrado de aplicaciones o, en caso de que no sea posible, que el consumidor obtenga una compensación por los gigas de memoria perdidos.

En su escrito presentado al juzgado, la organización pretende conseguir que los fabricantes modifiquen su publicidad de forma que se informe al consumidor de la capacidad real efectiva de la memoria y en un futuro cercano no descarta extender las acciones judiciales emprendidas a otros fabricantes o a otros dispositivos, como ordenadores o tabletas.

La organización de consumidores señala que la capacidad de la memoria es una de las características principales de un teléfono móvil y que hace que un consumidor se decante por un modelo u otro distinto.

Mediante pruebas de laboratorio, la organización ha detectado que la capacidad de almacenamiento interno disponible “dista mucho de la anunciada”, en parte porque los terminales llevan aplicaciones no solicitadas por los consumidores, que no pueden ser suprimidas y que a veces se actualizan restando espacio al dispositivo. “Es más, en muchos casos, algunas de estas aplicaciones que reducen el espacio disponible por el que el consumidor ha pagado, abonan una contraprestación a los fabricantes del teléfono”, ha señalado OCU.

Las pruebas realizadas ponen de manifiesto que el porcentaje de memoria real sobre la memoria publicitada varía de unos fabricantes a otros y depende de la capacidad de almacenamiento del teléfono. En el caso de los teléfonos más pequeños (de 4 Gigas o menos y los de entre 4 y 8 Gigas), el porcentaje de pérdida de memoria puede llegar al 78% en algunos casos, lo que hace “prácticamente inservible” el teléfono en muy poco tiempo de uso, y en el de los teléfonos de 8GB se llega hasta el 70%, ha indicado la organización.

En su página web, la organización ha desarrollado una calculadora que permite a todos los consumidores comprobar la capacidad real de su teléfono móvil y sumarse a la iniciativa.


PUBLICIDAD


Source Article from http://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/7207285/12/15/OCU-inicia-acciones-judiciales-contra-los-fabricantes-de-moviles-por-publicidad-enganosa.html

Facebook, Amazon, Netflix y Google: cuidado con las acciones ‘FANG’

google.jpg


Son las potencias emergentes del mundo, llamadas a dictar los términos del comercio en lo que queda de siglo. Pueden crecer a ritmos increíbles y amasar fortunas por el camino. Tienen un impulso imparable y cualquier inversor lo bastante listo como para respaldarlas se asegura hacer fortuna.

No deben faltar en ninguna cartera? Son las acciones FANG, el atractivo acrónimo de Facebook, Amazon, Netflix y Google, un cuarteto de negocios tecnológicos turboalimentados que está impulsando el mercado bursátil actual. El problema es que la defensa alcista de los FANG suena más que similar a la reinante a principios de la década sobre los BRIC. Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica también dominaron el mundo de la inversión durante varios años y generaron el mismo frenesí especulativo y los mismos pronósticos febriles de rendimientos asombrosos. Y mírelos ahora. Los BRIC han decepcionado deplorablemente en los dos últimos años y muestran pocos signos de recuperarse pronto.

Sector inestable

¿Podría ocurrir lo mismo con los FANG? Hay dos razones para pensar que sí. Una es que, por norma, los objetos de inversión basados en acrónimos no funcionan muy bien. La segunda es que los datos muestran que, aunque al sector tecnológico se le da de miedo crear casi monopolios enormemente rentables, también son muy inestables. Unos cuantos podrían parecer dominantes en el mundo en estos momentos pero es probable que se hundan y se quemen sumamente deprisa.

Si ha entrado en el cuarteto FANG lo bastante pronto no cabe duda de que estará muy satisfecho con su decisión. Su rendimiento ha sido espectacular. Las acciones de Amazon se han duplicado con creces en los doce últimos meses, superando los 628 dólares. Si alguna empresa va a retar a Apple como la mayor compañía del mundo, podría ser el minorista de Seattle. Del mismo modo, Netflix ha duplicado con creces el año pasado. Google (o Alphabet, como se la conoce ahora) ha subido de 550 dólares hace un año a 721 dólares ahora y Facebook de 73 a 103 dólares. Además, el valor de mercado de estas empresas es tan amplio (Google está valorado en casi 500.000 millones de dólares y Facebook en casi 300.000 millones) que dominan carteras e índices.

Es verdad que hay empresas más pequeñas a las que les ha ido mejor pero sin el rendimiento estelar de estos cuatro gigantes, los índices estarían en mucho peor estado en lo que va de año. Dado que los grandes índices estadounidenses afectan al sentimiento universal, lo mismo se puede decir con los títulos en todas partes. Están haciendo el trabajo pesado de los mercados bursátiles de todo el mundo.

Crecimiento asombroso

No cuesta entender por qué los inversores están respaldando a los FANG. El crecimiento de las cuatro empresas ha sido asombroso y no hay motivos para pensar que haya tocado techo. Amazon se ha convertido de minorista online a proveedor de servicios en la nube y gigante online del ocio que ofrece películas y libros en un paquete potente. Facebook se ha vuelto indispensable en las vidas de muchas personas y empieza a dominar la industria mediática. Google gira en tantas direcciones que es difícil seguirlas todas, mientras que Netflix parece haber reinventado uno de los sectores más grandes del mundo (el cine y la televisión).

Podrían perfectamente acabar siendo lo que General Electric o General Motors fueron en las primeras épocas de la transformación tecnológica: inmensos conglomerados capaces de dominar los sectores de su elección durante dos o tres generaciones y amasar fortunas para sus inversores por el camino.

Posibles problemas

Pero hay dos problemas y los dos deberían dar a quien quiera subirse corriendo al vagón un motivo para reflexionar. Uno es que las ideas de inversión con acrónimos no tienen un historial muy brillante. Les sobra ingenio y facilidad. Fijémonos en algunas del pasado reciente. No hace mucho, todo inversor quería comprar BRIC, las cinco economías emergentes que se vendían como dispuestas a dominar el siglo XXI. Ahora China da tumbos, Rusia se hunde en una recesión, como Brasil, India avanza lentamente y cuesta recordar qué pintaba Sudáfrica en la lista, aparte de un útil plural. Después llegaron los MINT (México, Indonesia, Nigeria y Turquía, por si se lo pregunta) y tampoco les fue mucho mejor. Lo mismo les ocurrió a los TMT (telecoms, medios y tecnología) allá por el auge de la burbuja punto com, yendo aun más atrás, los Nifty Fifty de los años setenta, con empresas como Kodak. En realidad, la inversión es un proceso demasiado complejo como para reducirlo en una frase concisa y sencilla, y si lo intenta acabará equivocándose.

El segundo es que a la tecnología se le da bien crear casi monopolios pero también la competencia que al final se los lleva por delante. Antes nos preocupábamos por el dominio de IBM en el sector informático y después por Microsoft pero ninguna de esas empresas da mucho miedo ya. Facebook o Amazon parecerán poderosas en estos momentos pero en la web una idea brillante puede cobrar impulso muy rápido y las empresas gigantes raras veces tienen un monopolio de ideas brillantes. La mayoría están a una aplicación del fracaso.

Lo cierto es que las cuatro empresas seguramente alcancen un hito de máximo éxito y después les pegue el viento de cara. Tal vez se vuelvan demasiado grandes como para gestionarlas o entren en sectores donde sea imposible ganar dinero (el automovilístico parece abarrotado, por ejemplo) o simplemente pierdan el norte. Sea lo que sea, es posible que una o más tropiecen. Y este acrónimo no será más útil que los demás. La fiebre inversora no tiene más visos de convertirse en una fórmula ganadora que las anteriores o, por decirlo más sucintamente, gracias por el consejo pero nos vamos a guardar el dinero.

Matthew Lynn, director ejecutivo de Strategy Economics


PUBLICIDAD


Source Article from http://www.eleconomista.es/firmas/noticias/7132306/11/15/precaucion-con-las-acciones-FANG.html

Facebook, Amazon, Netflix y Google: cuidado con las acciones ‘FANG’

google.jpg


Son las potencias emergentes del mundo, llamadas a dictar los términos del comercio en lo que queda de siglo. Pueden crecer a ritmos increíbles y amasar fortunas por el camino. Tienen un impulso imparable y cualquier inversor lo bastante listo como para respaldarlas se asegura hacer fortuna.

No deben faltar en ninguna cartera? Son las acciones FANG, el atractivo acrónimo de Facebook, Amazon, Netflix y Google, un cuarteto de negocios tecnológicos turboalimentados que está impulsando el mercado bursátil actual. El problema es que la defensa alcista de los FANG suena más que similar a la reinante a principios de la década sobre los BRIC. Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica también dominaron el mundo de la inversión durante varios años y generaron el mismo frenesí especulativo y los mismos pronósticos febriles de rendimientos asombrosos. Y mírelos ahora. Los BRIC han decepcionado deplorablemente en los dos últimos años y muestran pocos signos de recuperarse pronto.

Sector inestable

¿Podría ocurrir lo mismo con los FANG? Hay dos razones para pensar que sí. Una es que, por norma, los objetos de inversión basados en acrónimos no funcionan muy bien. La segunda es que los datos muestran que, aunque al sector tecnológico se le da de miedo crear casi monopolios enormemente rentables, también son muy inestables. Unos cuantos podrían parecer dominantes en el mundo en estos momentos pero es probable que se hundan y se quemen sumamente deprisa.

Si ha entrado en el cuarteto FANG lo bastante pronto no cabe duda de que estará muy satisfecho con su decisión. Su rendimiento ha sido espectacular. Las acciones de Amazon se han duplicado con creces en los doce últimos meses, superando los 628 dólares. Si alguna empresa va a retar a Apple como la mayor compañía del mundo, podría ser el minorista de Seattle. Del mismo modo, Netflix ha duplicado con creces el año pasado. Google (o Alphabet, como se la conoce ahora) ha subido de 550 dólares hace un año a 721 dólares ahora y Facebook de 73 a 103 dólares. Además, el valor de mercado de estas empresas es tan amplio (Google está valorado en casi 500.000 millones de dólares y Facebook en casi 300.000 millones) que dominan carteras e índices.

Es verdad que hay empresas más pequeñas a las que les ha ido mejor pero sin el rendimiento estelar de estos cuatro gigantes, los índices estarían en mucho peor estado en lo que va de año. Dado que los grandes índices estadounidenses afectan al sentimiento universal, lo mismo se puede decir con los títulos en todas partes. Están haciendo el trabajo pesado de los mercados bursátiles de todo el mundo.

Crecimiento asombroso

No cuesta entender por qué los inversores están respaldando a los FANG. El crecimiento de las cuatro empresas ha sido asombroso y no hay motivos para pensar que haya tocado techo. Amazon se ha convertido de minorista online a proveedor de servicios en la nube y gigante online del ocio que ofrece películas y libros en un paquete potente. Facebook se ha vuelto indispensable en las vidas de muchas personas y empieza a dominar la industria mediática. Google gira en tantas direcciones que es difícil seguirlas todas, mientras que Netflix parece haber reinventado uno de los sectores más grandes del mundo (el cine y la televisión).

Podrían perfectamente acabar siendo lo que General Electric o General Motors fueron en las primeras épocas de la transformación tecnológica: inmensos conglomerados capaces de dominar los sectores de su elección durante dos o tres generaciones y amasar fortunas para sus inversores por el camino.

Posibles problemas

Pero hay dos problemas y los dos deberían dar a quien quiera subirse corriendo al vagón un motivo para reflexionar. Uno es que las ideas de inversión con acrónimos no tienen un historial muy brillante. Les sobra ingenio y facilidad. Fijémonos en algunas del pasado reciente. No hace mucho, todo inversor quería comprar BRIC, las cinco economías emergentes que se vendían como dispuestas a dominar el siglo XXI. Ahora China da tumbos, Rusia se hunde en una recesión, como Brasil, India avanza lentamente y cuesta recordar qué pintaba Sudáfrica en la lista, aparte de un útil plural. Después llegaron los MINT (México, Indonesia, Nigeria y Turquía, por si se lo pregunta) y tampoco les fue mucho mejor. Lo mismo les ocurrió a los TMT (telecoms, medios y tecnología) allá por el auge de la burbuja punto com, yendo aun más atrás, los Nifty Fifty de los años setenta, con empresas como Kodak. En realidad, la inversión es un proceso demasiado complejo como para reducirlo en una frase concisa y sencilla, y si lo intenta acabará equivocándose.

El segundo es que a la tecnología se le da bien crear casi monopolios pero también la competencia que al final se los lleva por delante. Antes nos preocupábamos por el dominio de IBM en el sector informático y después por Microsoft pero ninguna de esas empresas da mucho miedo ya. Facebook o Amazon parecerán poderosas en estos momentos pero en la web una idea brillante puede cobrar impulso muy rápido y las empresas gigantes raras veces tienen un monopolio de ideas brillantes. La mayoría están a una aplicación del fracaso.

Lo cierto es que las cuatro empresas seguramente alcancen un hito de máximo éxito y después les pegue el viento de cara. Tal vez se vuelvan demasiado grandes como para gestionarlas o entren en sectores donde sea imposible ganar dinero (el automovilístico parece abarrotado, por ejemplo) o simplemente pierdan el norte. Sea lo que sea, es posible que una o más tropiecen. Y este acrónimo no será más útil que los demás. La fiebre inversora no tiene más visos de convertirse en una fórmula ganadora que las anteriores o, por decirlo más sucintamente, gracias por el consejo pero nos vamos a guardar el dinero.

Matthew Lynn, director ejecutivo de Strategy Economics


PUBLICIDAD


Source Article from http://www.eleconomista.es/firmas/noticias/7132306/11/15/precaucion-con-las-acciones-FANG.html

Facebook, Amazon, Netflix y Google: cuidado con las acciones ‘FANG’

google.jpg


Son las potencias emergentes del mundo, llamadas a dictar los términos del comercio en lo que queda de siglo. Pueden crecer a ritmos increíbles y amasar fortunas por el camino. Tienen un impulso imparable y cualquier inversor lo bastante listo como para respaldarlas se asegura hacer fortuna.

No deben faltar en ninguna cartera? Son las acciones FANG, el atractivo acrónimo de Facebook, Amazon, Netflix y Google, un cuarteto de negocios tecnológicos turboalimentados que está impulsando el mercado bursátil actual. El problema es que la defensa alcista de los FANG suena más que similar a la reinante a principios de la década sobre los BRIC. Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica también dominaron el mundo de la inversión durante varios años y generaron el mismo frenesí especulativo y los mismos pronósticos febriles de rendimientos asombrosos. Y mírelos ahora. Los BRIC han decepcionado deplorablemente en los dos últimos años y muestran pocos signos de recuperarse pronto.

Sector inestable

¿Podría ocurrir lo mismo con los FANG? Hay dos razones para pensar que sí. Una es que, por norma, los objetos de inversión basados en acrónimos no funcionan muy bien. La segunda es que los datos muestran que, aunque al sector tecnológico se le da de miedo crear casi monopolios enormemente rentables, también son muy inestables. Unos cuantos podrían parecer dominantes en el mundo en estos momentos pero es probable que se hundan y se quemen sumamente deprisa.

Si ha entrado en el cuarteto FANG lo bastante pronto no cabe duda de que estará muy satisfecho con su decisión. Su rendimiento ha sido espectacular. Las acciones de Amazon se han duplicado con creces en los doce últimos meses, superando los 628 dólares. Si alguna empresa va a retar a Apple como la mayor compañía del mundo, podría ser el minorista de Seattle. Del mismo modo, Netflix ha duplicado con creces el año pasado. Google (o Alphabet, como se la conoce ahora) ha subido de 550 dólares hace un año a 721 dólares ahora y Facebook de 73 a 103 dólares. Además, el valor de mercado de estas empresas es tan amplio (Google está valorado en casi 500.000 millones de dólares y Facebook en casi 300.000 millones) que dominan carteras e índices.

Es verdad que hay empresas más pequeñas a las que les ha ido mejor pero sin el rendimiento estelar de estos cuatro gigantes, los índices estarían en mucho peor estado en lo que va de año. Dado que los grandes índices estadounidenses afectan al sentimiento universal, lo mismo se puede decir con los títulos en todas partes. Están haciendo el trabajo pesado de los mercados bursátiles de todo el mundo.

Crecimiento asombroso

No cuesta entender por qué los inversores están respaldando a los FANG. El crecimiento de las cuatro empresas ha sido asombroso y no hay motivos para pensar que haya tocado techo. Amazon se ha convertido de minorista online a proveedor de servicios en la nube y gigante online del ocio que ofrece películas y libros en un paquete potente. Facebook se ha vuelto indispensable en las vidas de muchas personas y empieza a dominar la industria mediática. Google gira en tantas direcciones que es difícil seguirlas todas, mientras que Netflix parece haber reinventado uno de los sectores más grandes del mundo (el cine y la televisión).

Podrían perfectamente acabar siendo lo que General Electric o General Motors fueron en las primeras épocas de la transformación tecnológica: inmensos conglomerados capaces de dominar los sectores de su elección durante dos o tres generaciones y amasar fortunas para sus inversores por el camino.

Posibles problemas

Pero hay dos problemas y los dos deberían dar a quien quiera subirse corriendo al vagón un motivo para reflexionar. Uno es que las ideas de inversión con acrónimos no tienen un historial muy brillante. Les sobra ingenio y facilidad. Fijémonos en algunas del pasado reciente. No hace mucho, todo inversor quería comprar BRIC, las cinco economías emergentes que se vendían como dispuestas a dominar el siglo XXI. Ahora China da tumbos, Rusia se hunde en una recesión, como Brasil, India avanza lentamente y cuesta recordar qué pintaba Sudáfrica en la lista, aparte de un útil plural. Después llegaron los MINT (México, Indonesia, Nigeria y Turquía, por si se lo pregunta) y tampoco les fue mucho mejor. Lo mismo les ocurrió a los TMT (telecoms, medios y tecnología) allá por el auge de la burbuja punto com, yendo aun más atrás, los Nifty Fifty de los años setenta, con empresas como Kodak. En realidad, la inversión es un proceso demasiado complejo como para reducirlo en una frase concisa y sencilla, y si lo intenta acabará equivocándose.

El segundo es que a la tecnología se le da bien crear casi monopolios pero también la competencia que al final se los lleva por delante. Antes nos preocupábamos por el dominio de IBM en el sector informático y después por Microsoft pero ninguna de esas empresas da mucho miedo ya. Facebook o Amazon parecerán poderosas en estos momentos pero en la web una idea brillante puede cobrar impulso muy rápido y las empresas gigantes raras veces tienen un monopolio de ideas brillantes. La mayoría están a una aplicación del fracaso.

Lo cierto es que las cuatro empresas seguramente alcancen un hito de máximo éxito y después les pegue el viento de cara. Tal vez se vuelvan demasiado grandes como para gestionarlas o entren en sectores donde sea imposible ganar dinero (el automovilístico parece abarrotado, por ejemplo) o simplemente pierdan el norte. Sea lo que sea, es posible que una o más tropiecen. Y este acrónimo no será más útil que los demás. La fiebre inversora no tiene más visos de convertirse en una fórmula ganadora que las anteriores o, por decirlo más sucintamente, gracias por el consejo pero nos vamos a guardar el dinero.

Matthew Lynn, director ejecutivo de Strategy Economics


PUBLICIDAD


Source Article from http://www.eleconomista.es/firmas/noticias/7132306/11/15/precaucion-con-las-acciones-FANG.html